¿Qué hacer si un audífono se moja?

¿Qué hacer si un audífono se moja?

En nuestro día a día, vivimos situaciones en las cuales se pueden producir despistes o accidentes, que ocasionan daños a nuestros audífonos, entre ellas cabe destacar las más cotidianas como acudir a la piscina, ir a la playa, ducharnos o hasta incluso nuestra sudoración es un peligro ya que puede llegar a mojar sus componentes.

Ante situaciones como éstas debemos tener en cuenta como saber reaccionar y dependiendo del agua con el que se han mojado, tener un protocolo de actuación. A continuación, os mostramos los siguientes pasos a seguir:

Cuando usamos audífonos a veces sufrimos accidentes o despistes que pueden mojar y averiar nuestros aparatos. Sin darnos cuenta, nos meternos en la ducha con ellos puestos, en invierno con las lluvias o en verano cuando acudimos a la piscina o a la playa. Si vamos al gimnasio y nos duchamos o nos mojamos la cara, practicamos deporte al aire libre y comienza a llover, vamos a pasar el día al río con los amigos o familiares… Son situaciones en las que nuestros audífonos podrían mojarse.

Si se nos mojan los audífonos, en primer lugar, tenemos que apagarlos lo antes posible con las manos bien secas. Después debemos secarlos con un paño limpio y seco. Cuanto antes lo hagamos, más posibilidades hay de recuperarlos, aunque esto no garantiza al 100% que pueda volver a funcionar correctamente. Hay que diferenciar si se ha mojado con agua dulce, salada, agua limpia o sucia. A continuación pasamos a informar de cómo tenemos que actuar en ambos casos:

  • Agua dulce o limpia: procederemos, una vez apagado, como hemos indicado a secarlo lo más rápido posible. Si ya lo tenemos seco debemos retirar la pila, secarla meticulosamente e igualmente el portapilas. Agitaremos el audífono lo más suave posible para sacar el agua que haya podido quedar dentro del él. Una vez terminado este proceso podemos envolverlo en un pañuelo de papel o papel de cocina y colocarlo encima de un radiador a una temperatura moderada o bien con un secador de pelo, pero con el aire frio nunca le daremos calor, los audífonos son muy sensibles y al darle calor directo hay muchas posibilidades de averiarlo.

Otro proceso que se puede utilizar, una vez abierto y sacado la pila, es introducirlo en arroz o colocarlo en una superficie que absorba la humedad.

Tener un deshumidificador es la mejor solución, aunque en este caso después de secarlo, el audífono debería estas unos días dentro para volverlo a usar.

Una vez secado le pondremos una pila nueva y comprobaremos si funciona correctamente, de no ser así deberá acudir al Centro Auditivo para evaluar con un especialista la solución.

  • Agua salada o sucia: tenemos dos opciones, abrirlo, quitar la pila, aclararlo con agua dulce y proceder como hemos indicado, aunque lo mejor sería acudir al especialista lo antes posible ya que el agua salada o sucia podrían deteriorar los componentes del audífono.

Lo que nunca debemos hacer:

Hay que evitar por todos los medios tratar de secarlo con una fuente de calor, estos aparatos son más resistentes al agua que al calor, como hemos comentado antes, las altas temperaturas pueden perjudicar más sus componentes que el agua.

También debemos tener en cuenta que los líquidos como el alcohol perjudican más que el agua por lo que jamás los utilizaremos. Igualmente, no emplearemos ningún tipo de spray o laca cuando lo llevemos puesto.

Los audífonos son muy sensibles y debemos cuidarlos con mucho tacto. Para preservar su buen estado y el de nuestra Salud Auditiva es muy conveniente disponer de un deshumidificador. No solo porque conserva nuestro aparato en perfecto estado, también elimina la humedad, seca el cerumen y las bacterias, y por consiguiente le alarga la vida.

Existen en el mercado unos estuches cargadores que pueden ayudar a secar los audífonos, con la carga se producen pequeñas cantidades de calor y esto podría ser suficiente para reducir la humedad del aparato, aunque en caso de mojarse no bastaría, es conveniente secarlo como hemos indicado anteriormente.

En cualquier caso, si hemos sufrido un accidente con nuestro audífono, y una vez tomadas las medidas mencionadas, lo mejor que podemos hacer es acudir a los Centros Auditivos de Torrejón o Coslada, en Madrid, para poder comprobarlos con un especialista y total garantía.

Lo más importante que debemos recordar es la baja probalidad de tener que comprar otro audífono solo porque se mojó, la electrónica hoy en día en estos aparatos es más resistente a la humedad, no obstante debemos ser cuidadosos con ellos.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Otras noticias de interés

Deja un comentario

Pide cita GRATUITA
Pide cita GRATUITA
logo sonoclinic

Sonoclinic es un centro auditivo que nace en 2006 tras una iniciativa familiar con el objetivo de cuidar la salud auditiva de las personas a través de equipamientos de última tecnología.

¿Dónde estamos?

91 676 05 56

Torrejón de Ardoz
C/ Virgen de la Paloma, 11

logo parking

1 hora GRATIS

Coslada
C/ Honduras, 2 – esquina C/ Méjico

Logo Metro Madrid

La Rambla

Sonoclinic © Todos los derechos reservados
Abrir chat
¿Necesitas ayuda o pedir pilas?